miércoles, 21 de abril de 2010

abrir el ojal de una herida llamada ojo, María del Carmen Colombo

Miserable estratagema
para tenerte parecerme
a vos

ser en espejada lejanía
lo que brilla por ausencia
una estrella

no me llames ilusa
estoy arriba
reina de la nada
ardiendo en mis heridas

soy tu pequeño espejismo
qué peor atadura
ah, si quisieras llegar hasta aquí
y entraras en esta luz

en todo caso si así fuera, querido mío
la luz hiere, la luz es realidad


"Carta a papá", Bestiario sentimental, María del Carmen Colombo

1 comentario:

  1. David Antonio Sorbille dijo...
    Muy buen poema, por demás sugerente y valioso.

    ResponderEliminar

recienvenidos